¿Por qué empezar a Meditar?

Inicio¿Por qué empezar a Meditar?

Igual que la luz eléctrica nos ayuda iluminar nuestro mundo externo, la medicación nos ayuda iluminar nuestro mundo interno. La meditación es el arte de ser consciente, de darse cuenta de lo que sucede en tu interior y también a tu alrededor.

La meditación es comprender que para sacar lo mejor de nosotros mismos, para dar lo mejor en cada momento y recibir lo mejor de cada momento necesitamos ser lo más conscientes posible, para ello tenemos que estar relajados. La meditación nos ofrece posibilidad de relajarnos, de ir hacia dentro.

Con la meditación en lugar de luchar contra nosotros mismos y criticarnos, nos mejoramos. En vez de dejarnos llevar por lo que los demás piensan de nosotros, dejarnos llevar por la tendencia a criticar, juzgar o quejarnos, nos aceptamos tal y como somos y aceptamos a los demás y recuperamos nuestro poder personal ante cualquier situación.

Meditando dejamos de intentar ser distinto de lo que somos, dejamos de intentar impresionar a los demás, dejamos de intentar defendernos, de justificarnos , dejamos de esconder nuestras heridas , incluso de nosotros mismos y en su lugar las abrimos al aire y a la luz, entonces la sanación ocurre.

La meditación te hace libre, ya no reaccionas ante las situaciones, si no que decides actuar. Y eso hace que el cuerpo se libere, porque nuestro cuerpo físico se contrae cuando continuamente estamos reaccionando ante las cosas. Cuando reaccionamos la energía se bloquea dentro, pero cuando actuamos y tomamos acción la energía va hacia fuera. Esa es la dirección correcta. La vida es de dentro hacia fuera.

A medida que cogemos el hábito de la meditación llevaremos a nuestro día a día más relajación, más silencio y más conciencia. La meditación simplemente te enseña una nueva forma de vivir. Y te mantiene en el centro del ciclón. Y en ese centro nada se mueve, nada te distrae y tomas acción sin condicionarte por el mundo exterior.
Solo hay un paso y ese paso tiene que ver con la dirección. Podemos centrarnos en el exterior o bien cerrar nuestros ojos al interior y permitir que toda nuestra conciencia se centre interiormente. Estarás en casa.

Etapas que nos llevan a la Meditación:

Primera etapa es el de observar tu propio cuerpo ¿Cómo está tu cuerpo? Toma conciencia de los gestos, de los movimientos. Y entonces tu cuerpo se vuelve el más relajado.

Segundo paso es empezar a darte cuenta de tus pensamientos. Prueba a coger un boli y papel y apunta durante 5 minutos todo lo que se te pasa por la cabeza y te darás cuenta de todo lo que sucede dentro de ti. Toda esa locura está dentro de nosotros y no somos conscientes, de cómo todo eso afecta a todo lo que haces, y lo que haces afecta a cómo te sientes, todo lo que sientes afecta a todo. La suma total de ellos es lo que será tu vida, por lo tanto hay que transformar es el ruido interior en la relajación de tu cuerpo. Cuando tu cuerpo y tu mente estén en armonía el uno con con el otro sin que vayan en direcciones distintas, quiere decir que hay una acuerdo, ese acuerdo es de una ayuda inmensa para trabajar en la tercera etapa que consiste en ser consciente de tu sentimientos, emociones y estados de ánimo.

Nuestra conciencia con la práctica se hace más profunda para empezar a reflejar nuestros estado de ánimo, emociones y sentimientos.

Cuando las tres etapa estén en armonía entonces llega la cuarta etapa que es la conciencia que te convierte en un ser despierto. Entonces el cuerpo conoce el placer, la mente conoce la alegría, y el corazón conoce la felicidad.

AMOR: la fragancia de la meditación

Con la meditación sentirás que dentro de ti hay un inmenso amor que nunca antes había conocido.

El amor te vuelve meditativo, la meditación te hace amoroso.

Alegría sin necesidad de razón. De pronto te sientes feliz sin ninguna razón especial. No es algo exterior lo que te produce alegría, es una cualidad interna que hace que nos tomemos tan en serio a nosotros mismos. Esa alegría, ese sentido del humor hace que tengamos una visión más amplia de las circunstancias, de nosotros mismos. Hace que estemos más desapegados y que podamos actuar con libertad.

INTELIGENCIA: la capacidad de responder

Las personas inteligentes dependen de su propia visión, confían en ellos mismos, se aman y se respetan. La meditación rompe todas las vallas que la sociedad ha creado para impedir que seas inteligente, te quita los bloqueos.
La meditación puede llegar a ser una de las prácticas más influyentes en nuestras vidas, ya que gracias a ella podemos conseguir un impactante cambio, convirtiéndonos así en una nueva persona llena de sabiduría, felicidad, salud y bienestar.